29 Ago 4 claves para mejorar la conversión de tu web

Las empresas cuando apuestan por la presencia en internet para potenciar su negocio, lo hacen con un objetivo, o al menos deberían. Dependiendo de cual sea el modelo de negocio, dicho objetivo puede variar, incluso pueden combinarse varios objetivos. Normalmente el foco de dicho objetivo digital suele estar en la web.

Si estás ofreciendo al mercado un servicio o un producto que no se vende directamente desde la web, lo más probable es que tu objetivo final sea conseguir un contacto comercial que te sirva para activar la venta. Si, por el contrario, estás ofreciendo un producto o servicio que se puede comprar directamente desde la web, entonces tu objetivo último será la venta directa online.

¿Qué es la conversión web?

Consideramos una conversión web, aquella acción que nos marcamos como objetivo que queremos que realice nuestro usuario al llegar a la página web. Podemos definir varios tipos de conversión, pero las más habituales serían, por ejemplo, rellenar un formulario (para obtener un contacto comercial), una llamada telefónica o por ejemplo una venta (si se trata de una ecommerce).

¿Cómo mejorar la conversión web?

A la hora de definir un plan de acción para mejorar la conversión en una web, éste puede ser inmenso. Hay muchos elementos que pueden afectar positiva o negativamente a la conversión de una web y más si nos referimos a la conversión más importante, que es conseguir leads comerciales o bien ventas directas.

Con el objetivo de facilitar el trabajo de diseño de la estrategia de mejora de la conversión, a continuación os definimos 4 grandes áreas de trabajo que hay que analizar y mejorar si queremos tener un mejor rendimiento a nivel de resultados de nuestra web.

Definir estas áreas nos ayudará a concretar qué acciones podemos activar en cada uno de dichos bloques y así nos aseguramos que estamos trabajando un plan de mejora completo y que no nos dejamos nada que podría impactar positivamente en la conversión y, por lo tanto en los resultados de la web.

La calidad de la visita web

El primer punto que debemos analizar y que no está directamente relacionado con nuestra web, es la calidad de las visitas que recibimos a dicha web.

Si en nuestra web, por ejemplo, vendemos productos para perros y a través de  nuestras acciones de captación de visitas estamos captando visitantes que no tienen perros, será difícil vender ningún producto. Para que la web funcione a nivel comercial, es necesario que la web la visiten usuarios que estén interesados en comprar productos para perros.

Éste sería el primer elemento que va afectar positivamente a la conversión. Por lo tanto, si queremos mejorar la conversión, debemos asegurarnos la mejor calidad posible de nuestros usuarios web.

¿Qué hay que hacer para mejorar la calidad de la vista web?

Lo primero de todo es identificar cuál es el target que me interesa captar, si no lo tengo definido, no podré ir a buscarlo. A continuación, se deberán activar acciones para llegar a esas personas y posibilitar que visten nuestra página web, esto lo podemos hacer a través de campañas en Google, en redes, orgánicamente,…etc.

¿Cómo sé si estoy captando visitas de calidad a mi web?

El principal indicador que me indica si estoy haciendo un buen trabajo de captación de usuario a mi web son precisamente las conversiones, si tengo leads de calidad o ventas, eso quiere decir que estoy trabajando bien mi visibilidad.

Pero hay otros indicadores que me pueden dar información acerca de la calidad de mis usuarios web, como por ejemplo, el índice de rebote, el tiempo en el sitio que pasa mi usuario o bien las páginas vistas. Estos 3 elementos me pueden dar una idea de si estoy captando buenas vistas. Si hay índice de rebote bajo (menos del 30%), el usuario se pasa más de 30 segundos en la sesión y visita por ejemplo más de 3 páginas de media, se podría considerar que estamos haciendo un buen trabajo.

La  comunicación web

Un usuario tarda entre 2 y 5 segundos en decidir si sigue navegando por una web a parte de esto, el usuario cuando navega NI LEE NI PIENSA. Se suele realizar una navegación intuitiva y en diagonal.

Estos 2 elementos de comportamiento del usuario cuando visitan una página web, condicionan mucho la forma en la que nos debemos comunicar en la web. No podremos conseguir una conversión si el usuario cuando entra en nuestra web se va automáticamente, por que o considera que no le interesa lo que ve, o bien no tiene claro lo que ofrece la web.

Si estamos realizando un buen trabajo de captación de visitas, estaremos atrayendo personas a las que potencialmente les interesa mi producto y/o servicio, por eso es muy importante cuando un usuario entra en nuestra web que vea claramente (en el primer scroll):

  • Qué ofrecemos: Hay que comunicar solo entrar en la web lo que estamos ofreciendo, ¿un producto?¿qué producto? ¿un servicio? ¿qué servicio?
  • Nuestro valor diferencial: porque nos debe comprar a nosotros y no a otros

Hay que validar que estamos comunicando correctamente en la web, para ello, una práctica forma de hacerlo es mostrando tu web a alguien que no sabe que se ofrece en ella y que le eche un vistazo durante 3-5 segundos. Si en  ese tiempo acierta con lo que ofrece en la web y sabe decirte tu valor diferencial, entonces es que estamos haciendo un buen trabajo.

La usabilidad web

Si ya hemos logrado una buena visita a la web y hemos comunicado correctamente lo que le ofrecemos al usuario, este empezará a navegar por la web. Es en ese momento en que cobra especial importancia la buena usabilidad del sitio web.

¿Qué es la usabilidad web?

Es el grado de facilidad que un usuario web tiene a la hora de navegar por la web. Desde la perspectiva de la conversión, sería el grado de facilidad que tiene un usuario a la hora de  buscar y encontrar lo que hemos definido como conversión.

Para mejorar la usabilidad de una web, primero hay que analizar cuál es el comportamiento del usuario  y a partir de aquí, definir puntos de mejora. Esto normalmente se suele hacer a través de un estudio de mapa de calor, a través del comportamiento del usuario que vemos a través de las estadísticas de Google Analytics y con un estudio heurístico de la web por parte de un experto.

Exclusividad / Marca /Precio

Un último punto que afecta definitivamente al potencial de conversión de tus servicios y/o productos está relacionado con 3 elementos importantes que no tienen relación directa con la web en sí como tal.

La exclusividad:

Si eres el único que está ofreciendo un producto o un servicio con demanda, hagas lo que hagas acabarás vendiendo y conseguirás resultados. Sería una especie de monopolio, el monopolio siempre que haya demanda, suele funcionar a nivel comercial, por lo que la preocupación en cuanto a la conversión no es tan presente.

Marca / Precio:

En un mercado competitivo, donde hay varias empresas ofreciendo productos y/o servicios similares, el precio y la marca que cada uno tenga, son elementos esenciales que van a influir directamente en la capacidad de conversión web. 

No se pueden extraer estas dos variables en un análisis global de conversión de un proyecto web. Cuando se analiza cómo mejorar la conversión en una web, estos 2 elementos deben estar encima de la mesa, al menos para discutirlos y replantearlos si es necesario.

 

 

Lorena Santin
lsantin@mediaclick.es


health2delivery.com